Saltar al contenido
Sanagustin.info

San Ambrosio de Milán

¿Quién fue San Ambrosio de Milán? Aquí te contamos su vida y sus actos más significativos. Sigue leyendo la biografía del obispo de Milán y descubre todo sobre él.

Mosaico de San Ambrosio

¿Quién fue San Ambrosio de Milán

San Ambrosio nació en el año 340 en Tréveris en el seno de una familia cristiana. A pesar de ello no fue bautizado, lo que supuso un problema a la hora de nombrarle obispo de Milán años más tarde. Su padre, prefecto de la Galia Narbonense, murió cuando este era aún muy joven, y su madre lo llevó a Roma para que recibiese una instrucción que lo preparase para desempeñar la carrera civil. Así acabó trabajando bajo las órdenes del prefecto Sexto Petronio Probo, quien le encomendó la provincia de Emilia-Liguria, cuya capital era Milán.

San Ambrosio en el episcopado de Milán

En el año 374 la Iglesia se encontraba dividida entre arrianos y católicos. Esta división también se dejó notar en la diócesis de Milán, donde muerto el obispo, al arriano Auxentius, debían elegir nuevo titular para la sede. Como prefecto por aquel entonces, San Ambrosio se presentó en el lugar de la elección para hacer guardar el orden, pero mientras realizaba un discurso se encontró con que los presentes comenzaron a aclamarlo como obispo.

A pesar de que San Ambrosio no era arriano fue aclamado también por estos ya que sentían un profundo respeto hacía él debido a la caridad que había mostrado previamente. Sin embargo el futuro obispo de Milán se opuso, pues no se consideraba preparado. Además no estaba bautizado.

La controversia de la elección de San Ambrosio como obispo

A pesar que la población de Milán, que tras dos años como prefecto de la ciudad había cogido cariño a San Ambrosio por su buen hacer, lo aclamó como obispo cuando el clero estaba celebrando en la catedral las deliberaciones para nombrar al sucesor del recién fallecido obispo, desde el Concilio de Nicea en el 325, no era posible nombrar obispos que no estuviesen bautizados desde un tiempo antes.

Cuenta la leyenda que en la plaza en la que la multitud esperaba la elección del nuevo obispo se oyó gritar la voz de un niño que decía “Ambrosio, obispo”, lo que fue interpretado como una orden de Dios y el clero propuso su nombramiento al Papa. Ante esto, el Papa suspendió la resolución de Nicea, San Ambrosio fue bautizado, ordenado sacerdote y tomó posesión del episcopado.

Su labor en el obispado de Milán

Desde su nombramiento como obispo de Milán, San Ambrosio llegó una vida sencilla, sin ningún lujo material. De hecho repartió su dinero y sus tierras entre los pobres. Estos actos le hicieron ganarse aún más el cariño de la gente. Fue tal la fama que alcanzó que incluso llegó a ejercer cierta influencia sobre el emperador de Roma.

La tarea que más tiempo le ocupó en su cargo de obispo fue combatir el arrianismo. Loa arrianos tenían, por aquel entonces, mucho poder. Incluso consiguieron que se les asignasen dos iglesias en Milán, algo a lo que Ambrosio se negó. Incluso llegó a encerrarse en una iglesia junto a su congregación para evitar que se cumpliese la orden imperial que exigía que la iglesia pasase a manos de los arrianos.

La relación entre San Ambrosio y Agustín de Hipona

Cuando San Agustín se trasladó a Milán para ejercer como profesor de retórica de Valentiniano II se sintió atraído por la interpretación que hacía de las Sagradas Escrituras San Ambrosio. Una interpretación novedosa que entre otras cosas ponía a la Iglesia por encima del Estado. A partir de entonces se fraguó entre ambos una sincera amistad. Incluso sería el obispo de Milán quien bautizase a San Agustín llegado el momento.

El pensamiento de San Ambrosio

Como acabamos de mencionar, San Ambrosio fue el primero en proponer que el poder de la Iglesia se encontraba por encima del de el Estado, de hecho fue el primero en conseguir que esto fuese así.

El obispo de Milán leía los textos sagrados de manera silenciosa y con una percepción no materialista que lo diferenciaba  de la doctrina maniquea. Gracias a San Ambrosio, los paganos perdieron su influencia en el Imperio Romano, incluso consiguió que el emperador Teodosio I prohibiese los Juegos Olímpicos en el 393 al considerarlos San Ambrosio un evento pagano.

Escritos de Ambrosio de Milán

Aunque no fue un escritor tan prolífico como su contemporáneo y amigo San Agustín, San Ambrosio también nos legó unas cuantas obras que nos ofrecen una fuente de primera mano para conocer su visión sobre los aspectos de la vida y la religión. Siempre con un estilo sobrio y práctico intenta convencer de sus ideas al lector.

Algunas de sus obras más importantes son:

  • La Penitencia: en esta obra San Ambrosio cuestiona las teorías rigoristas de los novicianos, la necesidad de confesar y la importancia de obrar bien.
  • Sobre las Vírgenes y sobre las Viudas: obra dirigida a su hermana, Marcelina, mujer que consagró su vida a Dios.
  • El Misterio de la Encarnación del Señor: escrito en el año 382, se trata del discurso pronunciado por Ambrosio durante una homilía ampliada por petición del emperador Graciano.
  • Los Deberes: según el autor va dirigida a sus “hijos espirituales”. El título original en latín de esta obra es De officiis, al igual que otras obras de Suetonio, Séneca o Cícerón. Es más, la obra de Ambrosio sigue en parte a la de Cicerón.
  • El Espíritu Santo: obra en la que ayudándose en las Sagradas Escrituras y en la razón, San Ambrosio, a petición del emperador, argumenta que el Espíritu Santo es Dios.
  • Los Sacramentos: se trata de 6 sermones que inician a la persona en la comprensión del bautismo, la confirmación y la eucaristía.
  • Los Misterios: este escrito es una reelaboración con un lenguaje más claro de la obra Los Sacramentos.
  • Sobre la Fe: Su título original es De fide ad gratianum y se trata de una obra completamente dogmática escrita a petición del emperador Graciano para defender las tesis del Concilio de Nicea y combatir el arrianismo.
  • Discursos Consolatorios: obra con aspectos autobiográficos en la que San Ambrosio llora la muerte de su hermano.

La tumba de San Ambrosio en Milán

San Ambrosio de Milán murió el 4 de abril del 397. Unos años antes el obispo de Milán había promovido la construcción de una basílica en la ciudad sobre un cementerio anterior. En este nuevo lugar sagrado debían reposar los cuerpos de los hermanos mártires San Gervasio y San Protasio. Este último murió a causa de los golpes recibidos y el primero decapitado por ser cristianos.

Debido a que fue construida para albergar los cuerpos de los dos hermanos, en un primer momento el templo se llamó Basílica de los Mártires, pero poco después murió San Ambrosio y su cuerpo fue enterrado bajo el altar de la basílica con un hábito blanco y entre San Gervasio y San Protasio.

Los padres de la Iglesia

San Ambrosio es junto a San Agustín, San Gregorio Magno y San Jerónimo uno de los cuatro padres de la Iglesia Católica. Todos ellos fueron canonizados y si se les consideras padres de la Iglesia es porque su doctrina y su obra se considera testimonio de fe en la iglesia cristiana.

San Ambrosio de Milán padres de la iglesia
Loa padres de la Iglesia en Villamelendro de Valdivia (Palencia)

En su origen, el término padres de la iglesia se empleó para los 4 padres de la iglesia oriental: Juan Crisóstomo, Gregorio Nacianceno, Basilio el Grande y Atanasio de Alejandría. Pero después se unieron los 4 padres mencionados a la iglesia latina u occidental.

Posteriormente se añadieron otras figuras a los padres occidentales como León I el Magno, Isidoro de Sevilla o Beda el Venerable, todas ellos importantes religiosos de la antigüedad.

Si te ha gustado este artículo déjanos un comentario con tu opinión al final de la página o comparte en tus redes sociales. ¡Muchas Gracias!

Fuentes y referencias:

Además de San Ambrosio de Milán también tenemos:

Summary
San Ambrosio de Milán
Article Name
San Ambrosio de Milán
Description
San Ambrosio, obispo de Milán, fue el primero en exponer que el poder de la Iglesia se encontraba por encima del de el Estado. Sus sermones ejercieron una gran influencia sobre San Agustín
Author
Publisher Name
Sanagustin.info