Saltar al contenido

Las obras de San Agustín

Es difícil clasificar la vasta obra de San Agustín, pero sí que podemos agruparlas por temas que giran en torno a grandes ejes temáticos del pensamiento agustiniano. En total se le atribuyen más de 100 obras y escritos, además de una decena de textos que se le han atribuido pero no se ha podido demostrar su autoría por el obispo de Hipona.

San Agustín en su scriptorium

Obras autobiográficas y correspondencia de San Agustín

Las Confesiones

Posiblemente sea la obra más universal del santo de Hipona. Fueron escritas en torno al año 400 y cuentan en primera persona la historia de la vida de San Agustín hasta el momento de la conversión. Eso sí fueron escritas unos 10 años después de que esta conversión se produjese. Por contra de lo que pudiese parecer por el título, Confesiones, la obra no se trata de un reconocimiento o una declaración, sino de la alabanza de un alma que admira a Dios a partir de su obra de creación.

El libro las Confesiones ofrece una sensación de proximidad comunicativa y tiene además un gran valor de carácter autobiográfico que, junto a la “Vida de San Agustín” escrita por Posidonio, ha permitido reconstruir la vida de Agustín de Hipona.

Confesiones de San Agustín
Ejemplar de las Confesiones de San Agustín por Pedro de Ribadeneyra

La obra está dividida en libros. Los 9 primeros que contienen las confesiones que hace Agustín de los errores que cometió hasta su conversión y termina con la muerte de su madre en Ostia. En los libros 10 a 13 se alaba a Dios, se describe la felicidad y expone su pensamiento sobre el tema del tiempo, la forma y la materia y el sentido del descanso eterno.

El género literario de las Confesiones

Las Confesiones de San Agustín inauguran un género literario que después continuaría Jean Jacques Rousseau o, más recientemente, Sandor Márai. Podría parecer que se trata de una autobiografía, pero las confesiones de estos tres autores son mucho más que eso, pues las Confesiones se dirigen, además de a Dios, al mundo.

Confesiones de San Agustín
Manuscrito de las Confesiones de San Agustín

En resumen, las Confesiones son un acto de sinceridad y honestidad ante los hombres que convierte la culpabilidad en amor. San Agustín escribió sus “Confesiones” en el siglo V, en plena decadencia del mundo antiguo. En ellas, San Agustín celebra que la verdad es capaz de iluminar la vida y cambiarla.

Por su parte, Rousseau escribió sus “Las confesiones” a finales del siglo XVII y fue testigo de la crisis del hombre moderno. Sus confesiones son la bitácora de un viaje en el que a través de la vida vivida y liberado de las exigencias del parecer, alcanzó cierto conocimiento de sí.

Descargar las Confesiones de San Agustín en pdf.

Si lo deseas también puedes leer las Confesiones de San Agustín online.

Comparación entre las Confesiones de Agustín y Rousseau

A pesar de que Aurelio Agustín y Jean Jacques Rousseau escribieron sus obras con más de mil años de diferencia, ambas son una confesión doble: ante los hombres y ante Dios.

Los dos escritos presentan un relato pormenorizado de los hechos acaecidos en la vida de sus autores. Sorprende que los dos confiesan haber cometido un robo. En el caso de San Agustín unas peras y por parte de Rousseau la cinta de Marion.

También vemos que los dos filósofos cometieron actos reprobables relacionados con los sentimientos paterno-filiales, las transgresiones sexuales y la falta de lealtad.

A primera vista podría parecer que nos encontramos ante dos autobiografía, pero las confesiones de Rousseau y Agustín van más allá. ¿Por qué tienen necesidad en remarcar los hechos reprobables? Muy sencillo, porque las confesiones son una auto-acusación de los autores ante el mundo. Ellos, que por cierto cuando escriben sus obras son ya dos hombres maduros, se acusan y piden perdón a la humanidad por sus actos, y es este acto de sinceridad lo que convierte la culpabilidad en amor.

Resumen de las Confesiones de San Agustín

Las Confesiones se presentan ante el lector como una profundización sincera en la personalidad del autor y la naturaleza y consecuencia de cada una de sus acciones a lo largo de su vida.

Las Confesiones constituyen un buceo por la profundidad de un alma que se desgarra entre la necesidad de comprender a Dios para poder creer y encontrar paz y armonía, y la indigencia intelectual, la cómoda adaptación a una vida de placer mundano y al deseo de poseer un bienestar terrenal al que San Agustín estaba en condiciones de acceder.

Universalidad de las Confesiones

Si las Confesiones son leídas hoy en día tanto por creyentes como por no creyentes es debido a la originalidad de una hombra que habla de un hombre que habla al hombre sobre el hombre.

La universalidad de la obra radica en su carácter de investigación de la interioridad humana que permite a San Agustín presentarse como un hombre que duda, que después de la duda adquiere una certeza y que convierte en esa certeza en un mensaje liberador. Pero se trata de un mensaje lanzado desde la autoridad que le otorga su propia experiencia.

Las Retractaciones

Fueron escritas al final de su vida, entre los años 426 y 428 y son una revisión cronológica de toda su obra, donde explica la motivación y la idea de dominante de cada uno de sus libros. A través de esta obra es posible reconstruir la evolución del pensamiento de San Agustín.

La idea inicial de Agustín es que las Retractaciones fueran un examen de todas sus obras anteriores, pero por cuestión de tiempo las obras analizadas en estas son limitadas.

Cada uno de los análisis que realiza a sus obras en este manuscrito está compuesto por un prólogo y por el análisis propiamente dicho en el que se indica los motivos del título de esa obra y a quien iba dirigida. Además añade algunas precisiones al texto que había escrito originalmente.

Haz click en el siguiente enlace para leer las Retractaciones de San Agustín online.

Las Cartas

Tienen un gran valor para profundizar en el conocimiento de su vida, su influencia y su doctrina. Se conservan unas 800 cartas redactadas por San Agustín desde el 386 hasta el 430, aunque no de todas ellas se ha podido comprobar su autenticidad.

Haz click en el siguiente enlace para ver una tabla con el año de redacción, a quién iban dirigidas y dónde se escribieron algunas de las Cartas de San Agustín.

Obras de filosofía de San Agustín

Estas obras de carácter filosófico fueron redactadas por San Agustín durante su retiro en la villa de Casiciaco en el tiempo que duro su retiro hasta que se bautizó, esto, entre 386 y 387. Estas obras suponen un complemento a la autobiografía de San Agustín ya que nos aproximan a las indagaciones de su mente, muy influida por la filosofía platónica.

En estas obras se aprecia menos libertad que las Confesiones, puesto que se trata de ensayos en los que San Agustín muestra su talento como escritor y sus dotes de elocuencia y persuasión. Están redactadas en forma de diálogos al estilo de Platón y Cicerón. Algunas de estas obras son las siguiente.

Contra Académicos

Escrita en en 386, se trata de un diálogo con Licencio acerca del conocimiento.

De Ordine

Escrita en el año 386, versa sobre el orden de las cosas y el mal como desorden.

De Magistro

Escrita en el 387 es un a reflexión dirigida a su hijo, Adeodato, sobre la necesidad de la educación y la formación.

De Musica

Escrita entre el 387 y 388, se trata de un tratado sobre la música basado en los conocimientos sobre números y proporciones de la escuela pitagórica.

Obras apologéticas de San Agustín

Dentro de esta categoría debemos situar su famosa Ciudad de Dios. Con estas obras San Agustín se convirtió en el gran teórico de la fe y en profunda investigador de los vínculos entre fe y razón, dibujando la razón como antecesora y verificadora de la profesión de fe y como acompañante del acto de la mente de adhesión a la misma.

La Ciudad de Dios De Civitate Dei

La Ciudad de Dios, también conocida por su nombre en latín, De Civitate Dei, se inició en el año 413, aunque los últimos escritos son del 426. Se trata de una obra en la que San Agustín contesta a los paganos, quienes atribuían el desastre que significó la toma de Roma por los godos a la abolición de los cultos paganos por parte de los emperadores cristianos.

Pensamiento de San Agustín ciudad de dios
Manuscrito de la Ciudad de Dios de 1470

La Ciudad de Dios es una visión teológica de la historia de la humanidad en la que se explica la acción de Dios en el mundo e inaugura la filosofía de la historia. Es considerada la obra más importante de San Agustín y está dividida en dos partes:

  • La negativa: (Libros I-X) Destaca por su carácter polémico contra los paganos y en ella se defiende que los dioses no aseguran a sus adoradores los bienes materiales y mucho menos la prosperidad espiritual.
  • La positiva: (Libros XI-XXII) Proporciona una explicación cristiana de la historia subdividida en el origen de la Ciudad de Dios, o lo que es lo mismo, de la creación del mundo al pecado original; la historia de las dos ciudades, que progresan la una contra la otra y la una en la otra; y, por último, los fines últimos de las ciudades.

En resumen, este texto confronta La Ciudad de Dios como ciudad ideal y celestial con las organizaciones sociales y políticas humanas. Dicha confrontación, que se produce en un plano filosófico y teológico, introduce al lector en la filosofía de historia agustiniana que tanto influyó a los pensadores de diferentes épocas.

Resumen de la Ciudad de Dios de San Agustín

Tras la toma de Roma por los godos en el año 410, Volusiano, un patricio pagano promovió la idea de que el saqueo de la ciudad había sido provocado por las continuas prohibiciones al culto pagano. Es por ello que Marcelino de Cartago, íntimo amigo de San Agustín, anima a este a que escriba una carta para responder a tales acusaciones.

Efectivamente, Agustín contestó, pero no mediante una carta, sino con su obra más voluminosa.

En los primeros cinco capítulos refuta la idea de que el cristianismo es culpable de la caída de Roma. Los siguientes cinco capítulos se dedican a rebatir a los que critican que la culpa por prohibir los cultos paganos no será nunca perdonada a los hombres. Por tanto los diez primeros capítulos de la Ciudad de Dios están destinados a defender el cristianismo.

En los restantes doce libros o capítulos es donde San Agustín expone sus ideas y confronta la Ciudad de Dios con la Ciudad Terrenal. Al principio el obispo de Hipona habla sobre el origen de ambas ciudades, en los siguientes sobre su evolución y, en los últimos del origen de cada una de ellas. Basta decir que la Ciudad de Dios ejemplifica el bien y la Ciudad Terrenal el mal.

Haz click aquí para leer la Ciudad de Dios en pdf. Si lo prefieres también puedes leerla online haciendo click aquí.

Escritos de Agustín de Hipona sobre las controversias con los heréticos y de exégesis bíblica

San Agustín escribió multitud de obras contra los maniqueos, donatistas, pelagianos, semipelagianos o arrianos, así como diversos tratados sobre la exégesis bíblica y la defensa de la unidad de la Iglesia. A continuación te dejamos una lista de los principales escritos de San Agustín sobre estas cuestiones:

Obras sobre las Sagradas Escrituras:

  • Comentario literal al Génesis.
  • Comentario al Génesis en respuesta a los maniqueos.
  • Tratados sobre la Primera Carta de San Juan.
  • Ocho cuestiones del Antiguo Testamento.
  • La doctrina cristiana.

Sobre las herejías:

  • La verdadera religión.
  • Las costumbres de la Iglesia y de los maniqueos.
  • La unidad de la Iglesia o Carta a los católicos sobre la secta donatista.
  • Salmo contra la secta de Donato.
  • El único bautismo o La réplica a Petiliato.

Textos atribuidos a San Agustín:

  • El amor a Dios.
  • La escala del paraíso.
  • Tratado sobre la Asunción
  • La fe.
  • Meditaciones
  • El espíritu y el alma.
  • Sentencias de San Agustín (recopiladas por Próspero de Aquitania).
  • Defensa de San Agustín.
  • Tratado sobre la Asunción de María.
  • Manual de elevación espiritual.
  • Combate entre los vicios y las virtudes.

Fuentes y referencias:

Además de las obras más importantes de San Agustín también tenemos:

Summary
Las obras de San Agustín
Article Name
Las obras de San Agustín
Description
A lo largo de su vida San Agustín desarrolló una prolífica carrera literaria en donde destacan obras como las Confesiones, La Ciudad de Dios. Las Retractaciones o numerosas cartas que nos ofrecen información muy interesante
Author
Publisher Name
Sanagustin.info